17 mayo 2008

EVOLUCIONISMO Y FE CRISTIANA

[Varios lectores de arguments han pedido que publiquemos algo clarificador sobre el evolucionismo y si es o no compatible con la fe cristiana.

En este sentido es una buena ayuda la publicación de una obra póstuma de Mariano Artigas que lleva por título Ciencia y religión. Conceptos fundamentales (Ed. Eunsa, 2007).

El Prof. Mariano Artigas dedicó muchos años de su vida a investigar y esclarecer las relaciones existentes entre la ciencia y la fe, y siguió de cerca los grandes debates que se plantean entre las dos perspectivas como son, por ejemplo, los suscitados por la evolución o el origen del universo. Este libro presenta un elenco de veinticinco temas que él consideró más actuales y cruciales en el debate científico-cultural: p.e., Alma, Cosmovisión científica, Dios, Evolución y fe cristiana, Persona y Naturaleza, Universo y creación, Verdad, etc.

Cada capítulo forma una unidad que puede ser leída con total independencia de las demás. Su extensión y el lenguaje empleado han sido pensados para que todo tipo de lector pueda obtener un panorama amplio y a la vez asequible de las cuestiones fundamentales que nacen de la relación entre ciencia y religión. Además, un amplio índice temático permite el acceso a otras muchas cuestiones fronterizas que no están recogidas explícitamente en el índice de contenidos.

Mariano Artigas acabó este libro muy poco antes de su fallecimiento y ofrece en él una madurada síntesis de su pensamiento. El texto puede constituir una buena ayuda para aquellos que quieran asomarse, con mirada crítica, a las cuestiones más importantes suscitadas por la relación entre la ciencia moderna y la religión.

¿Hay que dar la espalda a la ciencia? ¿Hay que dar la espalda a la fe? A este falso dilema responde rotundamente Francis S. Collins, director del National Human Genome Research Institute y del Proyecto Genoma Humano, autor del best seller "¿Cómo habla Dios? La evidencia científica de la fe" , Ed. Temas de hoy (titulo original: "The Language of God"): "Ambas opciones son profundamente peligrosas. Ambas niegan la verdad. Ambas disminuirían la nobleza de la humanidad. Ambas serán devastadoras para nuestro futuro. Y ambas son innecesarias. El Dios de la Biblia es también el Dios del genoma. Se le puede adorar en la catedral o en el laboratorio. Su creación es majestuosa, sobrecogedora, intrincada y bella, y no puede estar en guerra consigo misma. Sólo nosotros, humanos imperfectos, podemos iniciar tales batallas. Y sólo nosotros podemos terminarlas."

Y el Cardenal Ratzinger -ahora S.S. Benedicto XVI- escribió tratando sobre la Creación: "Muchos pensadores han reconocido desde hace ya mucho tiempo que aquí no se produce ninguna disyuntiva. No podemos decir: Creación o Evolución; la manera correcta de plantear el problema debe ser: Creación y Evolución, pues ambas cosas responden a preguntas distintas."

El Prof. José Morales explica con claridad este punto: "Hoy disfruta de aceptación cada vez más generalizada la opinión de que creación y evolución son respuestas a preguntas distintas y pertenecen, por lo tanto, a niveles (cognoscitivos y ontológicos) diferentes, es decir:

  • a) Evolución es un concepto empírico, que deriva de la pura observación y responde a la pregunta sobre el origen de las cosas tal como existen ahora en el espacio y en el tiempo. Creación es en cambio un concepto teológico (o metafísico) que pregunta por la causa radical y última de toda la realidad.
  • b) La evolución presupone siempre algo que cambia y se desarrolla. La creación muestra por qué y para qué existe ese algo que puede cambiar y evolucionar."

Por su parte Juan Luis Lorda lo expone también de modo sugerente: "Que ha habido casualidad en la formación del universo es evidente. Hoy mismo la casualidad, el azar, pequeñas causas imprevisibles dominan, por ejemplo, el tiempo atmosférico, y muchas circunstancias de la vida. Siempre ha habido casualidad. Pero hay que tener cuidado con este argumento. Si un día paseamos por el campo y metemos el pie en un hoyo donde encontramos un tesoro, la casualidad explica que encontremos el tesoro, pero no explica la existencia del tesoro. De forma paralela, la casualidad ha podido tener un papel en la aparición de las formas superiores de la vida, pero no las explica. La casualidad puede dar ocasión a que se manifiesten las leyes y las estructuras del mundo, pero no explica las leyes y las estructuras del mundo."

Publicamos a continuación una amplia síntesis -elaborada por la redacción de este blog- tomando como base el capítulo titulado "Evolucionismo y fe cristiana" del citado libro "Ciencia y Religión", de Mariano Artigas.]

# 436 Varios Categoria-Varios: Etica y antropología

____________________


EVOLUCIONISMO Y FE CRISTIANA





I. Introducción


A. En nuestra época, el evolucionismo es una de las principales fuentes de equívocos en las relaciones entre la fe y la ciencia.

B. Es frecuente que se consideren incompatibles la creación y el evolucionismo. También es frecuente que se acepte como lógica y necesaria la relación entre la evolución y el ateísmo; es más, que la negación de Dios sea esencial o necesaria para poder aceptar el evolucionismo. Pero no son de ningún modo actitudes razonables, ni legítimas: que las cosas sean creadas por Dios, es compatible con que unas criaturas hayan surgido por evolución de otras diversas, si así lo decidió, como parece, la Sabiduría divina. Por eso, hay que rechazar el sofisma de quienes presentan la evolución como una refutación de la creación, de la existencia de Dios y de la espiritualidad del hombre.



(ver más)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home