02 diciembre 2004

LA LIBERTAD POSTMODERNA

[En este artículo, el filósofo Alejandro Llano trata de ese laberinto vital que recibe el nombre de libertad: en su ejercicio participan la inteligencia, la voluntad y las emociones. El autor distingue tres sentidos diferentes de la libertad: la libertad-de, la libertad-para y la libertad de sí mismo. En este texto intenta encontrar el hilo conductor que nos lleve a la salida del laberinto. Una lectura muy sugerente. Reproducido de Humanitas.]

#075 ::Varios Categoria-Varios: Etica y Antropologia

por Alejandro Llano

_______________________

Como sucede con todos los términos filosóficos relevantes, la libertad se dice de muchas maneras. De múltiples modos la dicen los diversos filósofos y, en el lenguaje corriente, cada uno empleamos esa palabra a nuestro modo. Claro que ni todas las maneras de decirla ni todos los estilos vitales de realizarla son igualmente afortunados. Unos tienen mayor profundidad y alcance que otros. Y no faltan los modos que son, sencillamente, inviables; porque delatan la incoherencia teórica o práctica de quienes utilizan la palabra libertad o intentan llevar una vida que merezca el calificativo de libre. Leibniz decía que la libertad es uno de los laberintos de la filosofía. El otro, la constitución de la materia. La libertad es un laberinto filosófico y vital porque, en su comprensión y ejercicio, participan todas las dimensiones antropológicas y, en especial, la inteligencia, la voluntad y las emociones. Tarea de los que nos dedicamos a escribir de filosofía es intentar encontrar el hilo conductor que nos lleve a la salida del laberinto, esquivando por el camino algún toro bravo que lo eche todo a perder.

(ver el texto completo)

1 Comments:

At 12:28 a. m., Blogger Roberto Iza Valdes said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home