24 enero 2005

REDESCUBRIR LA DIGNIDAD DEL HOMBRE

[En los medios de comunicación y en la calle se está hablando del "preservativo" y de un supuesto "cambio de parecer en la Iglesia" de un modo que produce pena y desasosiego por el enfoque soez y más bien prostibulario de muchos de esos comentarios. Este artículo que ahora publicamos es otra cosa: quizá para algunos no sea "politicamente correcto", pero es una bocanada de aire limpio y tiene el atractivo de lo que es veraz. Dice el autor, entre otras cosas, que en su opinión "esa expectación manifiesta, más bien, el desasosiego moral —inquietud inconfesada en el alma— de tantas personas que querrían que la Autoridad del Papa —la gran autoridad moral del mundo— homologase su manera personal de proceder. Pero la Iglesia no lo puede hacer." Publicado en El Mundo (23-I-2005).]

#107 ::Hogar Categoria-Matrimonio y Familia

por Pedro Rodríguez, Profesor de la Universidad de Navarra

_______________________

La cuestión del “artilugio”, expresión de mi amigo Joaquín Navarro Valls en “La Vanguardia” del viernes, tiene una insuperable capacidad de achatar el horizonte de algo que es en sí mismo grandioso y profundo: el amor entre el hombre y la mujer. Digo esto porque la calificación moral negativa del uso del preservativo es una sencilla afirmación de la dignidad de la persona humana y de sus actos; es una mera consecuencia —de quinto o sexto orden, diríamos— de la doctrina de la Iglesia sobre el hombre. Esta doctrina es la que hay que conocer para entender la posición de la Iglesia sobre la relación hombre-mujer y la sexualidad humana, que tiene su pieza emblemática en el matrimonio, del que surge la continuidad de la humanidad en forma de familia.

(ver el texto completo)

1 Comments:

At 9:42 p. m., Blogger Roberto Iza Valdes said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home