02 junio 2005

EL DEBATE SOBRE LA EUTANASIA

[En el curso del largo debate sobre la eutanasia han salido frecuentemente a la luz los argumentos a favor y, en menor medida, los argumentos en contra. Es más: es frecuente que en la calle se piensa que no los hay, o que, de haberlos, son endebles: bien porque se apoyan en supuestos
incompatibles con los principios democráticos o con una determinada concepción de la dignidad humana, bien porque se considera que se trata de contraargumentos meramente pragmáticos, que al limitarse a señalar las posibles consecuencias negativas de una legislación favorable a la eutanasia, perderían su fuerza en el caso de lograrse una legislación suficientemente precisa. Sin embargo, en opinión de la autora, son mucho más consistentes los argumentos en contra de la eutanasia. De esto trata este interesante artículo. Publicado en Arvo Net (18-V-2005).]

#160 Vita Categoria-Eutanasia y Aborto

por la Dra. Ana Marta González, profesora de Filosofía en la Universidad de Navarra
____________________________________

En mi opinión son mucho más consistentes los argumentos en contra de la eutanasia, y es precisamente la crítica apuntada la que no se sostiene, por descansar en varios equívocos, o, por lo menos, en hipótesis manifiestamente opinables y discutibles.

Así, por ejemplo, se oye a menudo que "de acuerdo con una ética laica, secular, hay que recordar una y otra vez que la vida es nuestra y de nadie más". El sentido de esta afirmación, en el contexto del presente debate, es excluir cualquier apelación a la religión a la hora del debate parlamentario y de la legislación sobre esta materia. No cabe duda de que hay mucho de cierto en este pensamiento. Los argumentos religiosos no son argumentos políticos. Sin embargo –esta es mi primera réplica– no se puede excluir a priori que la religión que cada cual profese influya en las opiniones que luego manifieste en las urnas, o en la cámara. Lo contrario denotaría, por lo menos, falta de consistencia intelectual.

Pero, en la frase citada se apuntan además otras dos ideas que me parecen asimismo criticables. La primera de ellas se refiere al mismo concepto de "ética laica o secular"; la segunda a la idea de dominio implícita en el "ser dueño de la vida". Ambas ideas suponen un modo de entender la dignidad humana en términos de autonomía absoluta, que tiene cierto arraigo en Europa desde la Ilustración, pero que –dejando a un lado que actualmente muchas ideas ilustradas hayan entrado en crisis– no es ni mucho menos el único modo de entender la dignidad, ni tampoco el más consistente. Vayamos por partes.

(ver el texto completo)

1 Comments:

At 9:51 p. m., Blogger Roberto Iza Valdes said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home