28 septiembre 2005

BEBÉS COMPRADOS, VENDIDOS Y COMERCIALIZADOS

[El pasado 10 de septiembre, el Times de Londres publicaba un reportaje que describía cómo se venden fetos humanos en un Instituto Científico de Ucrania: parece que se utilizan para tratamientos de belleza que presumiblemente rejuvenecen la piel. Unos meses antes, el Observer informaba que a cada madre ucraniana se le pagaba el feto a 100 libras; la reventa en Rusia se hacía por 5.000 libras. Un lucrativo negocio.

El National Post de Canadá, informaba el 13 de septiembre, que desde una agencia federal se estaba animando sigilosamente a las mujeres a donar "embriones frescos", como alternativa a los "embriones congelados". Jeffrey Nisker, de la Universidad de Ontario Occidental, afirmó en el National Post que los médicos que piden a las mujeres que donen sus "embriones frescos" pueden estar quebrantando el código ético médico.

Y también se quebranta el código ético médico, como todo el mundo sabe y calla, con otras muchas aberraciones: abortos provocados si se detecta que el feto tiene una enfermedad o padece el síndrome de Down, etc.

Ante todo esto, una persona no puede permanecer indiferente salvo que sea un degenerado. Aún resuena el eco vigoroso de las palabras de Juan Pablo II: "Yo condeno del modo más explícito y formal las manipulaciones experimentales del embrión humano, porque el ser humano, desde el momento de su concepción hasta la muerte, no puede ser explotado por ninguna razón". Reproducido de Zenit (24-IX-2005).]

# 214 Vita Categoria-Eutanasia y Aborto

de Zenit
____________________________

Los defensores del aborto que durante décadas han negado o minusvalorado la humanidad del niño no nacido están logrando sus frutos. Como indican las últimas noticias, cada vez más, los niños no nacidos están siendo tratados como productos de consumo.

El 10 de septiembre, el Times de Londres publicaba un reportaje que describía cómo vende partes de bebés el Instituto para Problemas de Criobiología y Criomedicina de la Academia Nacional de Ciencias de Ucrania, en Jarkov. Su página web contiene una lista que ofrece diversas células y tejidos de bebés. El Instituto alega que el material proviene de fetos abortados en una etapa temprana de desarrollo. Pero, según el Times, esta afirmación es dudosa tras las revelaciones sobre casos de desapariciones de bebés nacidos vivos de las salas de maternidad de la ciudad de Jarkov.

(ver el texto completo)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home