27 febrero 2006

LA PRÓXIMA PELÍCULA "EL CÓDIGO DA VINCI"

[El portavoz de la Santa Sede, Joaquín Navarro-Valls, manifestó hace unos días (cfr. Zenit, 24-II-2006) que el derecho de expresión es un derecho absoluto pero que va unido a otros derechos como son el de respetar a los demás.

Según Navarro-Valls los medios de comunicación tienen que transmitir la verdad de todo lo que está pasando y actuar con seriedad. Como todos los derechos, añadió, también en el caso de la libertad de expresión hay que pensar qué quiere decir cuando ofende a otros.

Aunque esas declaraciones se referían de modo más directo al grave episodio de la publicación de las viñetas de Mahoma (cfr. # 275), se aplican también como es natural a todas las religiones y así lo recordaba expresamente el reciente comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede: Il diritto alla libertà di pensiero e di espressione, sancito dalla Dichiarazione dei Diritti dell'Uomo, non può implicare il diritto di offendere il sentimento religioso dei credenti. Tale principio vale ovviamente in riferimento a qualsiasi religione.

He pensado en la religión católica y en la película El Código Da Vinci -basada en la novela de Dan Brown- que tiene previsto su estreno para mediados de mayo. Los protagonistas principales son Tom Hanks y Audrey Tautou. El director de la película es Ron Howard muy conocido por haber dirigido, entre otras, películas como Apolo 13, Rescate, Una mente maravillosa -recibió en 2001 el Oscar a la mejor película y al mejor director- y más recientemente (2005) The Cinderella Man.

Fijándonos en la historia que cuenta esta última película, refleja, como se sabe, el drama de un hombre que lucha por su mujer y por sus hijos, que no aspira a más gloria humana que la del amor de los suyos y que incluso en momentos muy difíciles de miseria -en la Gran Depresión norteamericana de los años 30- se comporta honradamente y educa así a sus hijos, conforme a unas normas de conducta ejemplares. La suya es una mirada de hombre bueno que valora sobre todo su familia. Los combates de boxeo dejan ver la crudeza del castigo que recibe pero más aún reflejan la resistencia interior y la capacidad de sufrir de un hombre esperanzado y con un sentido cristiano de la vida. Su mujer siempre está a su lado, apoyándole, esperándole y rezando...; queda claro que su heroicidad no tiene nada que envidiar a la de su marido pues, con él, ella también vive para sacar adelante su familia. En esta visión esperanzada, Howard se separa de otros directores que muestran familias rotas, con una visión de la vida pesimista y desesperanzada.

Aunque haya tanto dinero por medio, me cuesta pensar que Ron Howard se haya prestado a dirigir una película basada en El Código Da Vinci que, como bien se sabe, es una novela blasfema, que ataca frontalmente a la fe católica. La novela busca provocar una gran prevención y desconfianza hacia Jesucristo y hacia la Iglesia Católica; induce a pensar que todos los hombres listos de la historia no se han creído lo que enseñaba la religión. Sólo los tontos creen -viene a decir Brown-, sólo los tontos tienen fe. El autor considera responsable a la Iglesia católica de miles de crímenes de todo tipo.

De otra parte, hay conflicto legal por el copyright: parece que Dan Brown ha podido copiar las ideas y la estructura del libro de un ensayo publicado en 1984 por los ingleses Michael Baigent y Richard Leigh, titulado La sangre santa y el Santo Grial. Hoy, 27 de febrero, ha comenzado el juicio en un Tribunal de Londres y los autores ingleses piden una indemnización de 10 millones de libras.

Si los autores ingleses ganan este juicio, puede suspenderse o retrasarse el estreno de la película El código Da Vinci, al menos en el Reino Unido.

De la prensa británica:

  • The big-screen adaptation of the book The Da Vinci Code is set to be delayed by a legal challenge: a copyright claim by the writers of a non-fiction book, The Holy Blood and the Holy Grail, is due in the High Court in London.
  • The £10 million claim by co-authors Michael Baigent and Richard Leigh, who wrote the book in 1984, is for breach of copyright on the grounds that the structure of their book was plagiarised by author Dan Brown for The Da Vinci Code.
  • If the judge upholds the claim, there could be a lengthy delay or even ban on the film.

Volviendo al fondo de la cuestión, ¿cuáles son algunas de las afirmaciones fundamentales del mensaje de El Código Da Vinci?

  • Jesucristo no es Dios.
  • Jesucristo tuvo una mujer, que fue María Magdalena y tuvo un hijo con ella. Sus descendientes, los portadores de su sangre, son el Santo Grial (sangre de rey = sang real = Santo Grial), que fueron los fundadores de la dinastía Merovingia en Francia y antepasados de la protagonista de la novela.
  • Jesús y María Magdalena representaban la dualidad masculina-femenina (como Marte y Atenea, Isis y Osiris) y los primeros seguidores de Jesús adoraban "el sagrado femenino", hasta que Constantino y la Iglesia acabaron con esa realidad sustituyéndola por “leyendas”.
  • Ha llegado el momento de descubrir las "falsedades" de la Iglesia Católica -dice Dan Brown- y conocer el "verdadero mensaje de Cristo".

No es extraño que semejante blasfemia y ataque a la fe católica haya suscitado muchas reacciones en contra, tanto de la novela como de la película. Sin embargo, a pesar del indudable daño que hace todo esto –sobre todo en gente poco instruida- es preciso, en esto como en todo, tener serenidad y actuar templadamente, evitando actitudes o respuestas violentas que no se justifican de ningún modo. El Santo Padre Benedicto XVI lo ha recordado, hace apenas unos días. Decía: …en el contexto internacional que vivimos en estos momentos, la Iglesia católica sigue convencida de que para favorecer la paz y la comprensión entre los pueblos y los hombres es necesario y urgente que las religiones y sus símbolos sean respetados. Esto implica, añadió, que los creyentes no sean objeto de provocaciones que hieran su vida y sus sentimientos religiosos. Pidió que este respeto se garantice de manera recíproca en todas las sociedades de manera que se asegure a cada persona el ejercicio de la religión libremente escogida.

Pero, al mismo tiempo, el Papa dejó claro que la intolerancia y la violencia no pueden justificarse nunca como respuestas a las ofensas, pues no son respuestas compatibles con los principios sagrados de la religión. Por este motivo, indicó, hay que deplorar las acciones de quienes se aprovechan deliberadamente de la ofensa causada a los sentimientos religiosos para fomentar actos violentos, y con mayor razón al tener lugar con fines ajenos a los de la religión. (cfr. Zenit, 20-II-2006)

Un comunicado de prensa de la Oficina de Información del Opus Dei en Roma secunda las enseñanzas del Papa, invitando a los cristianos a que manifiesten su disconformidad de modo sereno y constructivo. A la vez, invita a la productora de la película Sony Pictures (Sony-Columbia) a reconsiderar la situación, para actuar como el Papa pide: que los creyentes no sean objeto de provocaciones que hieran su vida y sus sentimientos religiosos. El comunicado dice, entre otras cosas:

  • El Código Da Vinci ofrece una imagen deformada de la Iglesia Católica. La publicidad del libro y de la película representan una buena oportunidad de mostrar la auténtica realidad de la Iglesia.
  • Muchas personas se sienten dolidas por la falta de respeto del Código Da Vinci a las creencias de los cristianos. Nos gustaría invitar a esas personas a manifestar su disconformidad de forma serena y constructiva (...)
  • Al mismo tiempo, seguimos confiando en la sensibilidad de Sony-Columbia, en su capacidad de reacción constructiva.
  • Es fácil comprender que no basta dar al ofendido la oportunidad de defenderse, mientras se mantiene la ofensa. Estar a la altura de las circunstancias significa evitar la ofensa, cuando aún es posible.
  • Quedan todavía tres meses para el estreno. Por tanto, mantenemos la esperanza de que no haya, en la edición final de la película, referencias que pueden herir a los católicos.
  • Sony-Columbia está a tiempo de hacer una contribución a la concordia, de gran importancia en el contexto actual: puede demostrar que son compatibles la libertad de expresión y el respeto a las creencias; puede confirmar que el respeto es un acto libre que nace de la sensibilidad, no una consecuencia de la censura ni de las amenazas.
  • Al tomar una decisión conciliadora, Sony–Columbia haría un gran servicio a la causa del diálogo entre las culturas, y honraría la respetable tradición de esas empresas.
  • (para ver el texto íntegro, cfr. comunicado de prensa)

Para quien esté interesado en conocer más sobre El Código Da Vinci, puede ver los artículos #100, #122, #188 y #216 de este blog.

Reproducimos ahora un completo artículo de José Miguel Cejas que ha sido publicado el día 18 en el apartado sobre El Código Da Vinci del portal conelpapa.com.

#277 Varios Categoria-Varios: Etica y Antropologia

por José Miguel Cejas

________________________

1. ¿Qué es el Código da Vinci?


  • Fue primero un libro, un best-seller norteamericano, un superventas.
  • Es el fruto de un marketing bien gestionado y de una notabilísima inversión económica.
  • En mayo de 2006 aparecerá una película, producida por Sony Pictures, basada en el libro, con ese mismo título.

(ver el texto completo)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home