20 marzo 2006

CLAMOR EN DEFENSA DE LA VIDA HUMANA

[El embrión humano, incluso antes de su implantación, es un ser humano. El embrión es persona desde el momento de su concepción.Ésta ha sido la conclusión a la que llegó el Congreso que, del 27 al 28 de febrero pasado, por iniciativa de la Academia Pontificia para la Vida, reunió en el Vaticano a más de 350 participantes, entre genetistas, neonatólogos, embriólogos, filósofos y obispos.

Reproducimos el artículo de Jesús Colina publicado en Alfa y Omega, nº 490 (16-III-2006).

Comenzamos esta entrada con un vídeo que resume un decálogo en favor del embrión humano. Los políticos no deben contentarse sólo con no votar leyes aberrantes, sino que tienen la responsabilidad de hacer leyes justas para proteger al embrión humano. No es necesario ser cristianos para defender la vida –dijo el Presidente de la Fundación Lejeune, Jean-Marie Le Méné–, pero creo que es necesario defender la vida para ser cristianos.]


#283 Vita Categoria-Eutanasia y Aborto

por Jesús Colina
____________________________________

En la apertura del encuentro, el cardenal Javier Lozano Barragán, Presidente del Consejo Pontificio para la Salud, constató que «la cultura de la muerte (entendida principalmente como incapacidad para reconocer y acoger la vida) encuentra en este sujeto, el embrión, su diana ideal». Y afirmó: «Cualificado genéticamente, disgregado con fines terapéuticos, congelado y manipulado, incluso en su identidad semántica (pre-embrión), este pequeño merece toda nuestra atención». Por su parte, los científicos analizaron el proceso de fecundación. Éste resulta ser mucho más que su suma: gametos destinados a vivir pocas horas originan una novedad orgánica que podrá sobrevivir durante años: el hombre.

Roberto Colombo, profesor de embriología humana en la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán, reconoció que «es imposible determinar el momento preciso del inicio, pues nos recuerda el nanosegundo cero, pero estamos ante un proceso que, en determinado momento, con la fusión de las membranas del espermatozoide y del ovocito, se hace irreversible; un proceso que tiene un antes y un después, entre los cuales se verifica un salto biológico y ontológico». La profesora Magdalene Zernicka-Goetz, del Instituto Británico Gurdon, de investigación sobre el cáncer, demostró que los blastómeros (las células que integran este primer ser humano) tienen un potencial completo de desarrollo. Estamos, por tanto, frente a un individuo de la especie humana, organizado, capaz de autorregulación y con una finalidad intrínseca.

(ver el texto completo)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home