05 abril 2006

EL PRECIO DE NO ESCUCHAR A LAS AUDIENCIAS

[Pérez Latre es, entre otras cosas, Master of Arts en Marketing Communications/Advertising por Emerson College, Boston (1993), miembro de la European Association of Media Management Education (EMMA) y de la Association for Education in Journalism and Mass Communication (AEJMC); en los dos últimos cursos ha sido también el director académico del Institute of Media and Entertainment (IME), en Nueva York (2004-2006). En este breve artículo que reproducimos de el Diario de Navarra (29-III-2006) trata del poder que puede tener la gente, las audiencias. Toma ocasión de una fuerte multa del organismo regulador de la televisión en Estados Unidos por haber recibido 300.000 quejas después de la emisión de un episodio de la serie Without a Trace.

Dice el autor, entre otras cosas: La audiencia tiene derecho a opinar y sus quejas deben ser analizadas. Las cadenas de televisión están acostumbradas a no dar cuenta de su comportamiento. Una sociedad civil participativa posiblemente merece más.

Las asociaciones de teleespectadores y muchos padres y madres de familia no están dispuestos a permanecer pasivos ante algunos programas claramente indecentes que se dan en abierto y, por tanto, accesibles a todos, incluido el público infantil y juvenil. Es muy interesante que la sociedad norteamericana esté reaccionando así y que las poderosas cadenas de televisión tengan que pasar por el aro. Sirva de aviso.]

#288 Educare Categoria-Educacion

por Francisco Javier Pérez Latre
______________________

La Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense (FCC) ha multado a varios programas por presentar contenidos inadecuados para la televisión en abierto, a la que tienen acceso todos los públicos. Uno de los programas es la conocida serie Without a Trace, que en España emite Antena 3 bajo el título Sin rastro. Without a Trace ha recibido una multa de 3,6 millones de dólares que afecta tanto a la cadena como a sus 111 estaciones afiliadas. No se trata del único programa penalizado, pero es el único entre las grandes cadenas y el más conocido entre los que se emiten en horarios de máxima audiencia. De este modo, la comisión que Kevin Martin dirige desde hace un año, hace uso de su potestad sancionadora para seguir penalizando algunos comportamientos en el mercado de la televisión.

(ver el artículo completo)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home