06 mayo 2006

¿ES RELATIVA LA MORAL?

[Tratamos de nuevo sobre la dictadura del relativismo. Así la llamó el entonces Cardenal Ratzinger en la Misa previa al Cónclave del que salió convertido en el Papa Benedicto XVI: Se va constituyendo -decía- una dictadura del relativismo que no reconoce nada como definitivo y que deja sólo como medida última al propio yo y sus apetencias.

Los relativistas y los escépticos consideran que aceptar cualquier creencia es algo servil, una torpe esclavitud que coarta la libertad de pensamiento e impide una forma de pensar independiente. Tener convicciones se equipara muchas veces con una actitud fundamentalista. A primera vista, puede parecer que el relativismo es una garantía de libertad en las sociedades modernas, caracterizadas por la diversidad de convicciones, pero eso no es cierto. Robert Spaemann advierte que el relativismo no es de ninguna manera una solución para el pluralismo (cfr. #005).

Cuando un partidario radical del relativismo habla en defensa de sus propios derechos -dice Peter Kreeft (cfr. #303)-, suele dejar de lado todo su esquema de relativismo moral: por ejemplo, si alguien le ha robado la cartera es seguro que afirma –sin ningún relativismo– que eso está muy mal y que no hay más que hablar, diga lo que diga quien sea (sobre todo si es el ladrón quien lo dice). Porque si no existen el bien y el mal, ¿cuál es la diferencia entre algo justo o injusto?

Cuenta también Kreeft, abundando en la misma idea, que un día, durante una de sus clases de ética, un alumno le dijo que la moral era algo relativo y que él como profesor no tenía derecho a imponerle sus valores. Bien –contestó Kreeft, para iniciar un debate sobre aquella cuestión–, voy a aplicar a la clase tus valores y no los míos. Tú dices que no hay valores absolutos, y que los valores morales son subjetivos y relativos. Como resulta que mis ideas personales son un tanto singulares en algunos aspectos, a partir de este momento voy a aplicar ésta: todas las alumnas quedan suspendidas. El alumno se quedó sorprendido y protestó diciendo que aquello no era justo. Kreeft le argumentó: ¿Qué significa para ti ser justo? Porque si la justicia es sólo mi valor o tu valor, entonces no hay ninguna autoridad común a nosotros dos. Yo no tengo derecho a imponerte mi sentido de la justicia, pero tú tampoco puedes imponerme el tuyo...

El artículo de Juan Luis Lorda que ahora reproducimos ha salido publicado en Nuestro Tiempo (enero/febrero 2006).]


#305 Varios Categoria-Varios: Etica y Antropologia

por Juan Luis Lorda
_______________________

¿Es relativa la moral? Gran parte de nuestros contemporáneos contestarían que sí, sin dudarlo y sin pensarlo. Y por relativa entenderían “opinable”. Creen sinceramente que la moral está sujeta a los gustos de cada uno. Otros contestarían que no, que la moral es inmutable. Y con esto querrían decir que los preceptos de la moral son iguales para todos los hombres de todos los tiempos. Son posiciones poco compatibles, desde luego. Unos creen que la moral es subjetiva, que se fundamenta en los propios gustos o decisiones; otros creen que la moral es objetiva, que se fundamenta en la realidad de las cosas.

(ver el texto completo)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home