23 mayo 2006

UNA INJUSTICIA RADICAL

[George Bernard Shaw, el famoso dramaturgo irlandés nacido a mediados del siglo XIX, era, como es bien sabido, un racionalista y un agnóstico que consideraba todos los problemas del mundo de manera fría y «objetiva». Pero era también —y no es atributo de todos los agnósticos— muy inteligente y muy agudo; no cesó de fustigar la hipocresía de la sociedad en que le correspondió vivir.

De su pluma procede el siguiente texto:
A nadie, por muy interesante que el dato pueda ser para la ciencia humana, se le permite meter a su madre en un horno porque quiere saber cuánto tiempo sobrevive una mujer a 500º Fahrenheit. Y si lo hiciera, se habría cargado de un golpe no sólo su derecho a conocer, sino también su derecho a vivir y todos sus otros derechos. El derecho a conocer no es el único; su ejercicio ha de adaptarse a los otros derechos.

No viene mal recordar estas palabras al considerar la reciente Ley que recibe el nombre de Reproducción Humana Asistida (RHA). Otra inteligencia preclara de nuestros días —el Dr. Gonzalo Herranz— dice en relación a este engendro jurídico: ...a uno le entra la penosa sospecha de que en nuestro ordenamiento jurídico reciben más protección el lince ibérico, el oso asturiano, la nutria y sus respectivas crías, que los seres humanos embrionarios. (...) Si un hombre de laboratorio pidiera autorización para usar en investigación unas decenas de fetos de osito panda, ¿sería autorizado a hacerlo? No parece que se lo permitirían los activistas de liberación animal ni los miembros de un comité ético de bienestar animal que actuara conforme al Real Decreto 1.201/2005, sobre protección de los animales utilizados para experimentación y otros fines científicos.

Así están las cosas en el ámbito jurídico español contemporáneo... Esta nueva ley RHA es contraria a la vida humana. Es una injusticia radical: así titula Natalia López Moratalla el breve y lúcido artículo que ha publicado en
La Gaceta de los Negocios (13-V-2006) y que ahora reproducimos.]

#310 Vita Categoria-Eutanasia y Aborto

por Natalia López Moratalla, Catedrática de Bioquímica y Biología Molecular
_______________

De manera muy discreta, sin debate publico ni del texto ni de las enmiendas, y envuelta en otros graves problemas y en cortinas de humo, se aprueba en el Congreso en segunda vuelta una ley perniciosa e injusta; una ley que no ha encontrado ya más posibilidades a “despenalizar”.

(ver el texto completo)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home