13 junio 2006

HAY QUE SACAR LA TV DEL CUARTO DE LOS CHICOS

[Que hay que sacar la televisión del cuarto de los chicos lo dice el sentido común, pero también lo dicen los especialistas. En este caso, lo afirma un experto en los medios y experto también en pediatría. El Dr. Victor Strasburger es Profesor de Pediatría y profesor de Familia y Medicina Comunitaria, Jefe de la División de Medicina del Adolescente en la Universidad de Nuevo México, en Albuquerque. Se graduó en la Universidad de Yale y completó su Fellowship en Medicina del Adolescente en la Facultad de Medicina de Harvard.

Es autor de más de 120 artículos y trabajos y de ocho libros relacionados con temas de medicina del adolescente y los efectos de la televisión en niños y adolescentes, incluyendo Medicina del adolescente: guía práctica y Los adolescentes y los medios. Su libro más conocido es Consiga que sus hijos digan no en los 90, cuando usted decía sí en los 60.

Secretario de la Sección de Medicina del Adolescente de la Academia Americana de Pediatría, miembro del Comité de Comunicaciones y consultor del PTA Nacional y de la American Medical Association en los temas de niños y medios. En el año 2000 fue condecorado por la Academia Americana de Pediatría con el Premio Adele Delenbaugh Hofmann, por los logros obtenidos en Medicina del Adolescente y fue además el primero en recibir el Premio Holroyd-Sherry, otorgado por su trabajo sobre los medios.

En definitiva, el pediatra Víctor Strasburger es verdaderamente un experto en el efecto de los medios sobre los niños y los adolescentes.

Reproducimos el artículo de Fabiola Czubaj publicado en La Nación (20-V-2006)]

#324 Educare Categoria-Educacion

por Fabiola Czubaj, de la redacción de La Nación
_____________________________

La sentencia es contundente: “Hay que sacar el televisor de la habitación de los chicos”, dice a La Nación el pediatra Víctor Strasburger, jefe de la División de Medicina Adolescente del hospital de la Universidad de Nuevo México, en Albuquerque, Estados Unidos, y autor de más de 120 investigaciones y ocho libros sobre los efectos de los medios en el desarrollo infantil y adolescente. Una vez de acuerdo con ese punto, sostiene, se puede empezar a hablar…

“En Estados Unidos, dos tercios de los adolescentes, la mitad de los preadolescentes y un cuarto de los más chiquitos tienen televisor en el dormitorio y, cuando esto ocurre, pasan más horas frente a la pantalla, por lo que leen menos, hacen menos deporte y son más propensos a tener sobrepeso”, señala. Su explicación está a tono con las críticas que despertó esta semana el lanzamiento de BabyFirst TV, la primera señal de televisión por cable de su país que transmite las 24 horas programas dirigidos, exclusivamente, a un público de entre 6 meses y 3 años de edad.

(ver el texto completo)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home