29 octubre 2006

ESTUDIO SOBRE LA VIOLENCIA Y EL ACOSO ESCOLAR

[El informe, realizado por Araceli Oñate e Iñaki Piñuel -miembros del Instituto de Innovación Educativa y Desarrollo Directivo- para la empresa Mobbing Research, se ha basado en las encuestas realizadas a 24.990 alumnos de entre 7 y 17 años pertenecientes a 1.150 aulas de 14 comunidades. No sólo es el estudio más amplio realizado en España hasta la fecha -el anterior del Defensor del Pueblo data de 1999 y sólo medía el acoso en la ESO- sino en toda Europa, superando al realizado por una de las mayores autoridades en la materia, el sueco Dan Olweus, quien examinó a 11.000 escolares en 2003.

Hace un año se comentaron en este blog los resultados que hasta esa fecha habían obtenido esos mismos expertos y ya se decía entonces que aproximadamente "uno de cada cuatro alumnos sufre algún tipo de acoso escolar" (cfr. # 210 , de fecha 23-IX-2005).

Ahora, ante la revelación de los datos del Estudio Cisneros X ‘Violencia y Acoso escolar’, se ha producido una notable alarma social: como si el informe fuese poco fiable con resultados exagerados que no reflejan verdaderamente la realidad social. Algunas autoridades educativas consideran -y así lo han publicado en diversos medios- que tan sólo son objeto de verdadero acoso escolar los casos que se han denunciado ante la Consejería de Educación y sus órganos dependientes; y el resultado -según ellos- es muy inferior a lo que refleja el Estudio Cisneros X.

"Es una equivocación -replica Iñaki Piñuel- que se utilice el recurso a los datos de las denuncias formales como indicador de la realidad de un problema, cualquiera que sea éste. Esto sólo puede confundir a la opinión pública. Ya ocurrió anteriormente con las cifras del maltrato doméstico, reducidas a tan sólo las decenas de mujeres que eran asesinadas; o con el ‘mobbing’, cuya prevalencia real algunos ‘observatorios’ socialmente miopes distorsionan presentando tan sólo el dato de las denuncias formalizadas ante los juzgados de lo social. Según este tipo de estadística serían solamente víctimas de la violencia doméstica las mujeres que la hubieran denunciado en los juzgados. O quizás más restrictivamente aún sólo habría que contar en las estadísticas oficiales los casos de las mujeres que ya hubieran fallecido asesinadas a manos de sus maridos. Todos sabemos que la realidad del sufrimiento de las víctimas de la violencia no oficialmente computada es muy diferente y en cualquier caso mucho más amplia."

Según el Estudio, un 23,2% de los niños españoles -prácticamente uno de cada cuatro, es decir unos 1.750.000 escolares en toda España- está viviendo de algún modo el acoso escolar. Además, un 53,7% de las víctimas de acoso escolar presenta síntomas de estrés postraumático (pesadillas, ansiedad, insomnio, flash back, pánico...), el 54,8% sufre depresión, el 53% tiene una imagen negativa de sí mismo...

Reproducimos a continuación, un interesante resumen del proceso de bullying o mobbing escolar, que, comentando los resultados del Estudio de Oñate y Piñuel, ha sido publicado por Ana María Ortiz en el suplemento Crónica de El Mundo.]

#347 Educare Categoria-Educacion

por Araceli Oñate e Iñaki Piñuel; resumen de Ana María Ortiz

_______________________

FASE 1: DESENCADENAMIENTO DEL PROCESO INSTIGADOR

Uno de los primeros tópicos que el estudio echa por tierra: el niño acosado no es un alumno carente de habilidades sociales, arrinconado por los demás por ser «gordo», «gafotas» o excesivamente tímido. El acoso puede recaer sobre cualquiera. «Muchos son niños absolutamente normales, felices y brillantes», dice Araceli Oñate. Prueba de ello es que muchas víctimas responden afirmativamente en los test a enunciados tan optimistas y generosos como «cuando pierdo en algún juego me alegro por los que ganan» o «prefiero salir con gente que quedarme a ver la tele».

(ver más)

1 Comments:

At 6:47 p. m., Blogger cambiaelmundo said...

Está muy bien esta información; pero me gustaría saber qué se entiende por "acoso", probablemente se diga en alguna parte del post y sus enlaces; pero no lo he encontrado a la primera y... Es que me parece que se exagera, claro que sólo tengo la experiencia de mis 17 años escolares, en los que recuerdo sólo un par de casos merecedores de ese nombre y se trataba de chicos "carne de cañón"; aunque claro, ya hace más años de lo que me gustaría de eso.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home