09 abril 2007

EDUCACIÓN: ¿LIBERTAD RESPONSABLE O DIRIGISMO IDEOLÓGICO?


[El gobierno socialista español pretende implantar su propia "religión laica" en los centros educativos a través de la asignatura "Educación para la Ciudadanía".

Muchas familias se quejan, con toda razón, de que se están atropellando unos derechos de los padres que están expresamente protegidos por la Constitución. En este blog se ha tratado varias veces sobre esta delicada cuestión que atenta contra la libertad de los ciudadanos (cfr. # 359, # 038 y # 043, entre otros).

Se quiere imponer la "dictadura del relativismo" con la falsa argumentación de que es una exigencia de la democracia (?). Sin embargo, como Alejandro Llano no se cansa de repetir, el fundamento de la democracia no es el relativismo, que lo aplana todo, sino el pluralismo, que resalta las diferencias de actitud y de opinión.

Y José Ramón Ayllón afirma en la misma línea: ...el fundamento de la democracia no puede ser el relativismo moral. Porque el relativismo hace trivial al pluralismo y tiende a eliminarlo. El hecho de que tenga relevancia discutir acerca de la justicia o injusticia de una ley, responde a que los interlocutores saben que existe lo justo, por mas que unas veces sea reconocido por el poder establecido y otras no.

Con la persona humana, con su naturaleza y con su educación no se juega
recuerda José Luis González-Simancas al final del artículo expresamente escrito para arguments que ahora publicamos.

Dice también, entre otras cosas: Educarse como persona en libertad es lo que importa, porque ser persona que ejerce con rectitud la libertad equivale a ser ciudadano de fiar. No hay mejor 'educación para la ciudadanía' que una educación entera de las personas, de quienes son libres por poseer esos dones que son la inteligencia, la voluntad y la afectividad, por naturaleza.]

# 380 Educare Categoria-Educacion







por José Luis González-Simancas


__________

Unas palabras previas

No me resisto a escribir unas líneas sobre algo de lo que hoy se lee en la prensa, o le llega a uno por Internet, o se escucha y se ve por radio o televisión, y que, por asociación de ideas, nos hace reflexionar. Lo que voy a escribir lo hago por si puede contribuir a que no desaparezca del todo el sentido común de los ciudadanos, muchos de ellos naturalmente al margen de los que conocemos bien, por profesión, lo que es educar y lo que no es educación.

(ver más)

3 Comments:

At 9:09 a. m., Anonymous Andreu said...

Soy nuevo en este blog y no termino de entender la tesis que defiende.
¿Dónde está el problema con la nueva asignatura? ¿No estáis de acuerdo en que los niños sean educados para ser buenos ciudadanos? ¿El miedo está en qué definición de buen ciudadano hará el Gobierno? ¿O bien el problema es que la religión dejará de ser la opción educativa por defecto para convertirse en una elección?

 
At 9:04 p. m., Anonymous Josefo said...

Me sorprende lo que plantea el señor Andreu. ¿Que dónde está el problema? No se trata de la asignatura de Matemáticas. El problema está en que se impone forzosamente una asignatura "Educación para la ciudadanía" con un programa muy creativo...; y con esto se pretende una evidente ideologización de los alumnos al incluir entre sus contenidos cuestiones delicadas e importantes -al menos para mí- como el relativismo (no hay verdad, ni bien; ni error, ni mal...); la identidad personal y la llamada ideología de género (se va a enseñar a los niños a elegir su propia identidad sexual ¿?); la construcción de la conciencia moral de cada sujeto... (y todo lo que se le antoje al Ministerio de Educación). ¿No le parece, señor Andreu, una intromisión e imposición ilegítima en el derecho que tenemos los padres a educar a nuestros hijos como lo estimemos conveniente? ¡Que nos dejen ejercitar la libertad! ¡Que hagan lo que quieran con sus hijos, pero que no pretendan jugar con los nuestros!

 
At 10:33 p. m., Anonymous José Luis González-Simancas said...

Estimado Andreu:

1) Soy el autor del artículo que comenta. Le respondo personalmente, pues creo que cada cual es responsable de lo que escribe y no el blog arguments, que puede tener su opinión, tal como la expresa al presentar mi artículo.

2) El problema no es la educación de la ciudadanía, sino la imposición arbitraria de unas enseñanzas en las que, al parecer, quieren darnos gato por liebre con un envoltorio fraseológico que se queda en bellas palabras. Prueba de la alarma social que se ha provocado entre los padres de familia es el comentario de Josefo, a quien tampoco conozco. ¿Por qué no solicita el folleto que ha publicado sobre este tema “Profesionales por la ética”, con el subtítulo “Los padres elegimos”, y no el gobierno de la nación? Diríjase a tgnoblejas@profesionalesetica.com y lo comprobará usted mismo. O abriendo www.profesionalesetica.com en su ordenador.

3) Usted es muy libre de opinar lo que le parezca oportuno. Puede consultar los textos de los Reales Decretos que desarrollan la LOE (hasta el momento, los referentes a enseñanzas mínimas en Educación Primaria y en la ESO), acudiendo a Google y buscando MEC, y luego Sistema Educativo, y después Reales Decretos. Para opinar debemos informarnos antes.

4) Cuando hablan de las enseñanzas relativas a la educación para la ciudadanía y los derechos humanos (en todas las etapas), la alusión a formar en “los valores comunes” en el mundo global, uno se pregunta: ¿qué valores son esos? ¿Los que propugna un gobierno de turno y quiere imponerlos a toda una generación, cuando son los padres de familia los que tienen ese derecho a elegir, que es constitucional? Lea el Artículo 27.3 de la Constitución española de 1978, y de otros documentos internacionales. En mi caso, no me refiero a la enseñanza de la religión, que es otro tema y sobre el cual escribí algo en este blog, hace tiempo.

5) Por mi parte, le diré que siempre he admirado la importancia que se daba en Inglaterra a la “education for citizenship” cuando cursé un Post-Grado (PGCE) en el afamado Institute of Education de la Universidad de Londres en el año 1950-1951. No tenía nada que ver con una ideología estatal. En definitiva, se trataba de formar personas en todas sus dimensiones, también en la dimensión cívica, que va incluida y no añadida impositivamente por una ideología determinada.

Gracias, Andreu, por su interés en esta cuestión. Hasta la próxima.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home