06 enero 2008

UN DEBATE ARTIFICIAL

[Leo en La Gaceta de ayer: “Por primera vez el número de abortos en España ha superado la barrera de los 100.000 abortos anuales, siempre según datos oficiales. Según el informe del Ministerio de Sanidad al que ayer tuvo acceso el Instituto de Política Familiar (IPF), en 2006 se produjeron 101.592 abortos en nuestro país, nueve mil más que en 2005.”

Y continúa: “Tras más de un año de retraso, y ‘gracias a la presión de los distintos agentes sociales’, según el IPF, el Ministerio se ha decidido a publicar los datos, en los que ‘corroboran el fracaso sin paliativos de un Gobierno que ha abandonado a la mujer’. En los últimos dos años (2004-2006) el número de abortos ha crecido en un 20% (19,54%) pasando de 84.985 a 101.592 abortos.”

Ante estos datos, algo habrá que hacer. El IPF sugiere desarrollar una política preventiva que gire alrededor de cuatro ejes –según se puede leer en el citado artículo de La Gaceta-: “sensibilización y concienciación sobre la importancia y el valor personal y social de la natalidad, el embarazo y la maternidad; el aumento de los recursos públicos tanto de organismos como de dotaciones presupuestarias; la implantación de medidas de apoyo destinadas a la mujer embarazada –en concreto, el IPF propone una ayuda directa al embarazo de 1.026 euros-, y una política de información a la mujer embarazada.”

Publicamos ahora un artículo de José Manuel Giménez Amaya, Catedrático de Anatomía y Embriología de la Universidad Autónoma de Madrid, que se titula “Un debate artificial”. Se plantea el núcleo de la cuestión, que es algo que suele eludirse porque no es ‘políticamente correcto’: “¿por qué una sociedad que está dando tanta importancia a la vida, y gasta enormes recursos humanos y económicos para protegerla y para aliviar el dolor de las personas empleando una biomedicina cada vez más poderosa, no tiene en cuenta la tragedia del aborto? Y todavía más en el fondo del problema: ¿por qué se da esta ceguera “biológica” ante los numerosos y actuales hallazgos científicos que muestran que el inicio de la vida humana está en la fecundación de los gametos, es decir, en el momento de la concepción?”

Para ampliar, se puede leer, entre otros, el texto publicado en arguments # 416.]

#421 Vita Categoria-Eutanasia y Aborto

por José Manuel Giménez Amaya

____________________

Según Aristóteles, una de las personas más sobresalientes en el ámbito del pensamiento humano, la gran tarea del sabio es la de distinguir. Esta opinión es acertada porque el saber diferenciar, separar o analizar con rigor las cuestiones más apremiantes que se nos presentan, es el camino más acertado para lograr la claridad y la determinación necesarias para dar luz y fuerza a su resolución. Hace no mucho tiempo he visitado dos grandes países occidentales, Estados Unidos y Gran Bretaña, y me ha llamado la atención comprobar que el debate sobre el aborto, tan florido en otras épocas relativamente recientes, está ahora bastante apaciguado. El aborto en estos dos países es un tema del que se prefiere no hablar: en gran medida porque electoralmente no es en absoluto rentable. Sólo hay que fijarse en cómo se están desarrollando las primarias en la nación trasatlántica.



(ver más)

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home